Diferencias entre Balayage y Ombré

Actualizado: 25 jul 2021

Entre las numerosas técnicas de coloración de moda se encuentran dos claras favoritas: la balayage y la ombré. Pero ¿cuál es la diferencia entre estas dos técnicas de gradación del color? ¿Qué resultado se consigue con cada una? Te lo contamos

¡Parece que cada mes aparece una nueva técnica de coloración para probar! Y eso nos encanta. Nunca antes habíamos tenido tanta variedad de opciones para elegir nuestro color de pelo. Lo que tienen en común las tendencias de teñido actuales es su resultado tan natural. Las rayas marcadas, las transiciones poco sutiles y las raíces visibles ya son historia. Hoy en día, las técnicas de coloración más populares incluyen, sin duda, la Balayage y la Ombré. Probablemente ya hayas oído hablar de ellas. Entonces... ¿cuál es la diferencia entre ambas? Te aclaramos estos conceptos para que la próxima vez vayas bien preparada a la peluquería. Balayage:

La técnica balayage da como resultado un color de cabello extremadamente natural ¡y sin raíces visibles! El nombre de esta técnica procede de la palabra francesa "balayer", que significa "barrer". En sentido figurado, se podría decir que la balayage barre el color por el cabello. Pero, en realidad, el tinte se aplica a mano alzada con un pincel. El colorista decidirá qué mechones de cabello teñir y cuáles dejar intactos. Esto hace que el resultado sea único y muy natural. La intensidad del color de cada mechón será diferente. La balayage es adecuada para rubias, pelirrojas y morenas. Además, el color no se aplica en las raíces, por lo que no tendrás que retocar tu cabello tan a menudo. Esto es ideal para las mujeres que aman la naturalidad, sin complicaciones y con estilo. Ombré:

La firma del look ombré: oscuro en las raíces, claro en las puntas. A diferencia de la balayage, la técnica ombré no trabaja con mechones individuales. En lugar de eso, el cabello se divide en dos mitades antes de teñirlo. El color degradado del cabello empieza en las raíces y se extiende hasta las puntas, volviéndose cada vez más claro. El resultado deseado es una transición uniforme y suave entre el cabello más oscuro y más claro, parecido a como se vería tu cabello después de pasar unas vacaciones al sol. Un resultado satisfactorio de ombré tiene que amoldarse perfectamente al color de tu base, por lo que lo mejor es confiar esta técnica a los profesionales.

31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo